La profec?a de Ayn Rand

por | Ene 31, 2016 | Noticias, Opini?n

Cuando la fuerza es la norma, el asesino triunfa sobre el ratero. Y entonces la sociedad se deshace, envuelta en ruinas y carnicer?as. ??Quer?is saber si ese d?a va a llegar? Observad el dinero. El dinero es el bar?metro de las virtudes de una sociedad.?

La Rebeli?n de Atlas de Ayn Rand se encuentra junto con 1984, Un mundo feliz y Fahrenheit 511 entre los libros m?s conocidos que desde su publicaci?n vienen alertando sobre un futuro dist?pico, un futuro en el que la humanidad ser?a esclavizada y manipulada por una ?lite a la que servir?a con fe ciega. ?

De esta densa novela, en la que se plasma el m?s firme alegato contra el colectivismo y la planificaci?n central frente a la iniciativa privada y la libertad, quiero rescatar la parte donde uno de sus personajes alerta sobre la corrupci?n del dinero y sus consecuencias:

?Huye por tu vida del hombre que te diga que el dinero es malvado. Esa frase es la campanilla de leproso de un saqueador acerc?ndose. Mientras los hombres vivan juntos en la tierra y necesiten un medio para tratar unos con otros ? su ?nico sustituto, si abandonan el dinero, es el ca??n de una pistola.

Pero el dinero exige de ti las m?s altas virtudes, si quieres hacerlo o conservarlo. Los hombres que no tienen valor, orgullo o autoestima, los hombres que no tienen un sentido moral de su derecho a su dinero y no est?n dispuestos a defenderlo como si defendieran sus vidas, los hombres que se excusan por ser ricos ? no permanecer?n ricos por mucho tiempo. Ellos son el cebo natural para las bandadas de saqueadores que se agazapan bajo las rocas durante siglos, pero que salen arrastr?ndose al primer indicio de un hombre que ruega ser perdonado por la culpa de poseer riqueza. Ellos se apresurar?n a aliviarle de su culpa ? y de su vida, como se merece.

?Entonces ver?is el ascenso de los hombres de doble criterio ? de los hombres que viven por la fuerza, mientras cuentan con quienes viven del comercio para crear el valor del dinero que ellos roban ? los hombres que son los polizones de la virtud. En una sociedad moral, ellos son los criminales, y los estatutos est?n escritos para protegerte de ellos. Pero cuando una sociedad establece criminales-por-derecho y saqueadores-por-ley ? hombres que utilizan la fuerza para apoderarse de la riqueza de v?ctimas desarmadas ? entonces el dinero se convierte en el vengador de quien lo cre?. Tales saqueadores creen que no hay riesgo en robarles a hombres indefensos una vez que han aprobado una ley para desarmarlos. Pero su bot?n se convierte en el im?n para otros saqueadores, que lo obtienen igual que ellos lo obtuvieron. Entonces el triunfo ir?, no al m?s competente en producci?n, sino al m?s despiadado en brutalidad. Cuando la fuerza es la norma, el asesino triunfa sobre el ratero. Y entonces la sociedad se deshace, envuelta en ruinas y carnicer?as.

??Quer?is saber si ese d?a va a llegar? Observad el dinero. El dinero es el bar?metro de las virtudes de una sociedad. Cuando ve?is que el comercio se realiza, no por consentimiento, sino por compulsi?n ? cuando ve?is que para poder producir, necesit?is obtener autorizaci?n de quienes no producen, cuando observ?is que el dinero fluye hacia quienes trafican, no en bienes, sino en favores ? cuando ve?is que los hombres se enriquecen por soborno y por influencia en vez de por trabajo, y que tus leyes no te protegen contra ellos, sino que les protegen a ellos contra ti ? cuando ve?is la corrupci?n siendo recompensada y la honradez convirti?ndose en auto sacrificio ? pod?is estar seguros que vuestra sociedad est? condenada. El dinero es un medio tan noble que no compite con las armas y no pacta con la brutalidad. Nunca le permitir? a un pa?s sobrevivir como mitad-propiedad, mitad-bot?n.

?Siempre que aparecen destructores entre los hombres, empiezan por destruir el dinero, porque ?ste es la protecci?n de los hombres y la base de una existencia moral. Los destructores se apoderan del oro y les dejan a sus due?os un mont?n de papeles falsos. Esto destruye todas las normas objetivas y deja a los hombres a merced del poder arbitrario de un arbitrario promulgador de valores. El oro era un valor objetivo, lo equivalente a la riqueza producida. El papel es una hipoteca sobre riqueza que no existe, sustentada por un arma apuntada a quienes se espera que la produzcan. El papel es un cheque cursado por saqueadores legales sobre una cuenta que no es suya: sobre la virtud de las v?ctimas. Vigilad el d?a en que el cheque sea devuelto, con la anotaci?n: ?Cuenta sin fondos?.

Cuando hay?is convertido a la maldad en vuestro medio de supervivencia, no cont?is con que los hombres sigan siendo buenos. No cont?is con que ellos se mantengan en la moral y pierdan sus vidas por el objetivo de convertirse en pasto para lo inmoral. No cont?is con que produzcan, cuando la producci?n es castigada y el robo recompensado. No pregunt?is: ??Qui?n est? destruyendo al mundo?? Sois vosotros.?

Frente a la estafa institucionalizado del papel moneda y la banca de reserva fraccionaria, ?Bitcoin no ejerce fuerza ni presi?n contra nadie, poniendo de manifiesto la brutalidad del dinero de curso legal, un dinero confetti impuesto y s?lo sustentado por la coerci?n de la fuerza. As?, el dinero fiat es un dinero creado de la nada por los destructores de la existencia moral de los que nos advierte el texto de Rand: los bancos centrales y la banca privada. Junto a ellos est?n los par?sitos que viven a expensas de este sistema monetario fraudulento, «bajo la sombra del poder y sus favores», que l?gicamente abominar?n de Bitcoin cuando vayan descubriendo que no pueden llevarse el bot?n de aquellos a los que ten?an por sus hu?spedes.

Bitcoin Investors Trust
Ay?danos a ofrecerte mejor informaci?n cada d?a con una donaci?n

Nuestra direcci?n de Bitcoin para donaciones es:

1E42L5GAoqv2eAizMKGeUeMFQiG365ziq3 ?

Tip_qr

La profec?a de Ayn Rand

por Doc Hartford tiempo de lectura: 5 min
0